En 30 años, un verano como los de ahora se considerará un verano frío

España ha experimentado varias olas de calor este año que afectaron a casi toda la Península. Las temperaturas alcanzaron un máximo de 45 ° C durante el día y 27 ° C durante la noche. La razón es una alteración sin precedentes en el sistema climático que provoca fenómenos meteorológicos extremos.

España ha duplicado el número de olas de calor en solo una década y el final en números y temperaturas no está a la vista. En 30 años, un verano como el de hoy será considerado un verano frío.

Según la agencia estatal de meteorología, las temperaturas se han marcado entre 5 y 10 grados por encima de los valores medios. En algunos puntos se registraron valores más de 10 grados por encima de la media. En cualquier caso, las temperaturas diurnas y nocturnas serán muy elevadas en la mayor parte de la Península durante los próximos años.